Causalidades colonizadoras

Así como los colonizadores nombraron a los nativos americanos, así los trataron: como salvajes, bestias, demonios, animales. Detrás de las palabras estaba la clara búsqueda de hegemonía y gracias a ellas se justificaban los beneficios que semejante poder otorga.

Cuando los niños no responden al deseo de hegemonía de los adultos también son tratados como salvajes, bestias, “pequeños” demonios, animales… “indios”. Que coincidencia, ¿no?

©Lic. Fernanda Raitimuchachos salvajes 2

Anuncios

¡Tus comentarios son bienvenidos! ¡Dejá el tuyo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s