Forjando el propio destino

como mamá me gusta el oficio de orfebre... Foto: Elvira Megias
como mamá me gusta el oficio de orfebre… Foto: Elvira Megias

“¡Criar niños da más trabajo que ser un obrero metalúrgico!”, me dijo una vez una mujer con la suave convicción de quien se sabe en lo cierto. Ahora bien, me gustaría hacerle un agregado a su genial y sintética descripción: es válida cuando esta tarea de criar se reparte solo entre dos o muchas veces, cuando recae sobre una sola persona. Pero cuando compartimos nuestra dudas y dificultades con otros que están en situaciones similares, de pronto surge un sentimiento de fuerza y nos permitimos reírnos de nosotros mismos, de nuestras dificultades y neurosis a la hora de educar a nuestros amados pichones. La contención de un grupo de pares, hace de la crianza una aventura mucho más llevadera y, por la salud de nuestros hijos, mucho más distendida. La Casa Naranja se propone ser un espacio más de encuentro para que los padres salgamos de la metalurgia y entremos en nuestra misión familiar buscando oficios que nos resulten más placenteros.

¿Con qué oficio compararías tu tarea de crianza desde esta perspectiva?

Anuncios

3 Comments

  1. Mas que con un oficio yo lo compararía con cualquier emprendimiento. En mi caso emprendí desde que me recibí; y es curioso en los cursos de emprendedores nos decían que todos cuidabamos nuestros proyectos como si fueran nuestros hijos. Y se me ocurre establecer las siguientes similitudes. -Le dedicamos las 24 hs del día -Le ponemos todo nuestro amor -Lo queremos ver crecer -Estamos orgullosos de el. lo cuidamos muchísimo. -Le dedicamos lo mejor de nosotros… Y en definitiva es una parte cita nuestra.

  2. criar es como escribir
    a veces en solitario
    a veces en colectivo
    a veces en las sombras
    a veces a pleno sol, llenos de energía creativa, de fuerza física, de espontaneidad
    a veces con horarios establecidos, ordenados, organizados
    a veces a borbotones, en papelitos pequeños, en servilletas de café
    a veces adormecidos por el tren
    a veces tomando mate
    a veces verborrágicos, con cataratas de palabras
    a veces parcos, acotados
    a veces sutiles, livianos -poesía la nombramos-
    a veces iracundos, ansiosos por plasmar en el papel las ideas veloces, las emociones complejas
    a veces sencillos, directos, sin vueltas, con síntesis de telegrama
    a veces barrocos, volteréticos, impresionistas de la palabra
    a veces con muuuuuchas vocales, todas redondas, amplias, abundantes
    a veces agudos, al punto, precisos
    a veces gozosos, extasiados
    a veces agotados, cansados de enhebrar sílabas e ideas
    a veces generosos de tiempo y espacio, muchas hojas, muchas hojas, muchas y una sola estrofa por papel
    a veces convencidos de nuestra historia
    a veces superados por nuestros personajes
    a veces tragados por múltiples escenarios
    a veces enamorados de nuestros climas
    a veces perdidos en nuestro amor a la imaginación
    a veces abandonados a la mar de palabras fluimos hermosos por sus laberintos
    a veces miramos de lejos, observamos pacíficos nuestro mundo creado
    y a veces se nos revela que otros susurran nuestra historia a los oídos de otros.
    criar es como escribir, como amar y vivir a la vez.

¡Tus comentarios son bienvenidos! ¡Dejá el tuyo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s