Conociendo la educación Montessori

Muchas veces cuando cuento sobre los grupos de Juego Libre para Bebés y el Taller de Juego para la primera infancia me preguntan si trabajo con la Educación Montessori. Cuando me dicen eso sonrío y me siento satisfecha. Luego respondo: “No”.

Te preguntarás por qué me siento satisfecha con la pregunta si luego respondo que no uso su método. Es porque me hace feliz que mi cauce se acerque al de ella. Como educadora, si creo en los principios de Montessori (así como en otros grandes Maestros), sé que debo dejar fluir mi propio método, uno que esté basado en mi recorrido interno. Ese es mi desafío diario.

María Montessori fue la primer mujer médico en Italia. El aporte principal de Montessori para el mundo, ha sido la del método Montessoriano de educación en donde los niños aprenden a leer, escribir, contar y sumar por sí mismos, sin “ayuda” de los adultos.

Constante investigadora; en su práctica médica, sus observaciones clínicas la condujeron a analizar cómo los niños aprenden. Así ella concluyó que los niños construyen el aprendizaje a partir de lo que existe en el ambiente.

Principios Generales (tomado de Educar)
Algunos principios de la Educación Montessori respaldados por la investigación científica (Angeline Stoll Lillard, Montessori. The Science Behind de Genius, 2005, Oxford University Press).

1 – Pensamiento y movimiento: el pensamiento y el movimiento están estrechamente ligados. El movimiento potencia el pensamiento y el aprendizaje.
2 – Libre elección: el aprendizaje y el bienestar mejoran cuando las personas sienten que tienen control sobre sus vidas. Se desarrollan la independencia, la voluntad y la responsabilidad.
3 – Interés: el niño aprende mejor cuando está interesado en lo que está aprendiendo. Ayuda a la comprensión y la concentración.
4 – La recompensa es interna: la realización del error y la sensación de logro son internas. Contribuye a la autoestima, al sentido de responsabilidad y al pensamiento crítico.
5 – Aprendiendo de y con los pares: el aprendizaje se potencia con el ejercicio de enseñarles a otros. Promueve el respeto, la tolerancia y la solidaridad.
6- Aprendiendo dentro del contexto: el aprendizaje situado en contexto significativo es más profundo y rico que el aprendizaje en un contexto abstracto.
7 – Interacción maestro-alumno: el maestro observa y acompaña, posibilita al niño actuar, querer y pensar por sí mismo, ayudándolo a desarrollar confianza y disciplina interior.
8 – Orden en el ambiente y en la mente: el orden externo y la secuencia en el uso de materiales son beneficiosos para el orden interno del niño. Promueve la claridad de pensamiento y la concentración.

¿Con cuál de estos aspectos te podés sentir identificada? ¿Cuáles representan para vos un desafío que te gustaría alcanzar? ¡Compartí tus respuestas en los comentarios habilitados al pie!

Anuncios

1 Comment

  1. Hola Fer, como estas? Te cuento que yo me identifico mucho con “el niño aprende mejor cuando está interesado”, siempre trato de motivarlos a aprender cosas nuevas desde lo lúdico que es el campo que a ellos más les gusta. Y el que representa el MAYOR de los desafios es sin dudas: “libre elección” . En él debo trabajar a diario más que con ellos conmigo para poder respetarles sus elecciones. Cariños, Marty

¡Tus comentarios son bienvenidos! ¡Dejá el tuyo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s