Como celebrar un cumple de 201 años con tu bebé

©Fernanda Raiti. Coordinadora de La Casa Naranja. Talleres y Planificaciones de Juego creativo para vos y tu bebé.

Un día de lluvia como hoy, pero hace 200 años…

Meditación con ventana en día de lluvia, una mamá o un papá, un bebé y una silla (opcional).

Efecto: húmedo, emotivo.

Quienes habitamos en Argentina por estos días entre el 25 de Mayo y el 9 de Julio somos hiperestimulados por los medios masivos de comunicación, el marketing y la publicidad gráfica mencionando nuestro primer gobierno patrio y el día de la Independencia. Ahora bien, si consultamos a nuestro bebé al respecto (ser encantador con el cual pasamos enormes cantidades de tiempo motivo por el cual llegamos a monologar con él sobre temas tan importantes como estos) probablemente haga burbujas de saliva o se quede mirándonos mientras intenta volver a tirar el vaso de agua al piso. Pues para introducir una variante a esta escena te ofrezco el siguiente intercambio linguístico entre vos y tu bebé acerca de las 200 velitas que ya lleva nuestro querido país en su torta de cumpleaños.

Se mira llover por la ventana. Se comenta lo que se ve. Se le habla al bebé… Se nota que el bebé no llega a ver… Se alza al bebé o se acerca una silla a la venta para que paradito pueda observar por sí mismo. Se pone cara de relajación total “como quien mira llover”, que consiste en poner la mente en blanco, el rostro distendido, la vista como perdida, vagabundeando en las profundidades de la nostalgia otoñal. Se nota entonces que el bebé se ha bajado de la silla y está agujereando con el dedito las empanadas criollas típicas de la fiesta patria. Se llama a la casa de empanadas, se hace un pedido de urgencia y se vuelve a traer el bebé a la ventana. Se mira con el bebé a upa, se conversa sobre las gotitas, sobre como todo está mojado, sobre qué usa la gente que pasa caminando y cómo los autos tienen encendidos los limpiaparabrisas. Se ve las gotitas repican contra la ventana y se comenta lo bellas que son. En esta parte improvisar un poco y comentarle que se acerca el cumpleaños de nuestro país, que cumple más de 200 años y que el día que nació también llovía. El bebé escuchará deleitándose con nuestras palabras mientras trata infructuosamente de tocar las gotitas que ve del otro lado del vidrio. No es que en verdad entienda literalmente lo que le explicamos sino que entiende que nos importa estar con el o ella y hablarle regalándole nuestro mundo, nuestra cultura y nuestra identidad con cada palabra. Y eso en verdad lo hace feliz.

¿Te gustó la idea? ¡Genial! ¡Y viva la patria!

Anuncios

2 Comments

  1. ¡Qué forma tan tierna y dulce para hablar de la fecha patria…! Que todo el amor que hay en tus palabras sane, de fuerzas e ilumine a todos los argentinos, GRACIAS de todo corazón.

¡Tus comentarios son bienvenidos! ¡Dejá el tuyo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s