Cómo sacar muy buenas fotos a tus niños. Parte 1.

el bebé más hermoso del mundo

Creo que los niños son nuestro futuro

por “Rick The Stick”, autor del fantástico rick the stick´s photo blog
http://rickthestickphoto.wordpress.com/

Traducido por Fernanda Raiti, en exclusivo para Pedí3Deseos.

¿Has mirado tus fotos de la infancia? Últimamente? Hay algunas tomas realmente buenas en la colección que es parte de mi historia y algunas que podrían mejorarse. Amo a mis padres y ellos hicieron lo mejor que pudieron con el equipamiento fotográfico que tenían. También tenían un precioso bebé de  modelo lo que ayudaba. Hoy en día es más sencillo que nunca sacar fotos a nuestros niños. Las cámaras son económicas, no tenés que preocuparte por el gasto del rollo ni por el revelado y obtenés resultados instantáneos. Nunca recuperarás los momentos de tus hijos creciendo lo que da importancia a cada sonrisa o ceño fruncido. Crecen y cambian cada día y capturar esos momentos en fotografías es una oportunidad valiosa. Afortunadamente he presentado aquí algunas simples técnicas que podés usar para obtener resultados que ayudarán a que las imágenes estén a la altura de estos recuerdos. Con la ventaja de que no tendrás que comprar ni una sola pieza extra de equipamiento para mejorar tus fotos usando estas técnicas.

Técnica Nº 1- Ponete a su nivel. Esto probablemente sea lo más simple y lo más importante que podés hacer cuando fotografías niños. Una de las mejores formas de tomar una foto interesante y digna de ser recordada es tomarla desde un punto de vista que habitualmente no ves. Si sacás una foto a un objeto cotidiano desde el mismo mundano ángulo desde el que lo ves normalmente descubrirás que no hay poder en la imagen. Para tu cerebro será sólo lo mismo de siempre, algo viejo. ¿Cómo mirás a los niños habitualmente? Por lo general apuntamos la mirada hacia abajo y vemos desde lo alto corriendo a nuestro alrededor. Si te parás desde arriba y tomás una foto de un niño será más de lo mismo para tu cerebro. Le faltará el sentimiento de intimidad entre el fotógrafo y el sujeto y hará que el niño parezca pequeño y poco importante. Esto es muy fácil de resolver. Doblá esa rodilla tuya, bajá a la altura de sus ojos y notá qué gran diferencia hay.  No temas incluso acostarte para disparar ligeramente hacia arriba dándole un aspecto de mayor tamaño y poder. Bajar a su nivel es una ventana hacia su mundo y los transforma de un niño pequeñito a una persona ya crecida. Es una perspectiva que habitualmente no tenés de ellos y le dará a tu foto un impacto mucho mayor. Subite con el niño al tobogán (o resbaladilla) en el parque, gateá sobre el suelo por los alrededores con el bebé o sentate en el piso para observarlos jugar.

Esta técnica simple transformará las mundanas fotos de tus hijos en retratos memorables. Es fácil sacar una foto desde tu posición habitual estando de pie, pero el esfuerzo de dar el paso y ponerse a su nivel vale la pena. Bajá y observá el mundo desde su perspectiva, le da a la foto un sentimiento mucho más íntimo.

¿Querés seguir leyendo? ¡Suscribite a Pedí3Deseos y recibirás de manera automática en tu mail las siguientes partes de este vailoso artículo! (solo necesitás ingresar tu mail, tenemos una política de privacidad total que podés leer haciendo click acá).

Anuncios

¡Tus comentarios son bienvenidos! ¡Dejá el tuyo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s